Inversiones 6 abril 2017

Lanzamientos Innovación

Desarrollos pensados para universitarios

Con más de medio millón de estudiantes en la Ciudad de Buenos Aires y con un crecimiento constante, las residencias universitarias renovadas se presentan como una nueva oportunidad para el desarrollo inmobiliario.

Buenos Aires atrae miles de estudiantes no sólo del Interior del país sino también, cada vez más, del exterior. Según cifras del GCBA en diez años la cantidad de estudiantes aumentó un 14%, de los cuales 38.000 son extranjeros. Actualmente, Buenos Aires no es barata como hace algunos años pero sigue teniendo características únicas como el alto nivel académico y una agenda cultural atractiva.

“Muchas universidades locales quieren atraer estudiantes extranjeros pero cuando los padres les preguntan qué facilidades tienen de alojamiento no pueden dar una respuesta concreta, hay un vacío en ese sentido”, explica Juan Mora CEO de Casa Campus, una nueva residencia universitaria de Pilar que renovó completamente la estrategia para este nicho y que pronto inaugurará dos nuevos edificios en Capital.

Los jóvenes ya no se conforman con las antiguas residencias universitarias. Buscan entornos modernos con amplios espacios para compartir en comunidad y sentirse contenidos al transitar la experiencia de vivir solos por primera vez y adaptarse a una nueva ciudad.

En el exterior, Europa y Estados Unidos las residencias universitarias son administradas por empresas dueñas de edificios completos. En Reino Unido el año pasado se invirtió 4.000 millones de euros y en el resto de Europa 2700 millones. “En el resto del mundo el student housing es un activo inmobiliario como lo son las oficinas, comercios y residencias pero en Sudamérica no hay un jugador internacional en este negocio, aun cuando nuestra región tiene la población más grande de estudiantes después de Estados Unidos”, explicó Mora.

En este contexto, por una necesidad de alojamiento para los estudiantes de la Universidad Austral y el IAE en Pilar la desarrolladora Taurus creó Casa Campus. El modelo de negocio es el condo-departamento según el cual el inversor compra una unidad por la que recibe un título de propiedad y luego se lo deja a Campus para su administración. Las ganancias se reparten proporcionalmente, sin importar si el departamento estuvo en alquiler o no. Según lo informado por la compañía, la renta fue creciendo por la maduración del producto y actualmente está en un 7%, el doble que un alquiler tradicional.

El segundo edificio de Casa Campus en Pilar se va a entregar a mediados de este año y quedan solo cinco unidades disponibles de un total de 71. Se comercializan a $29.000 el m2 a lo que se debe sumar mobiliario y una cochera.  Además de las residencias universitarias también ofrecen suites hoteleras y departamentos de alquiler temporario. Las unidades se alquilan entre $8000 y $13.000 mensuales dependiendo del tipo de habitación. Si bien el precio es igual o superior al alquiler de un departamento normal, estos desarrollos ofrecen ventajas de comodidad y flexibilidad pensadas para estudiantes. En primer lugar, pueden ver si se adaptan a la carrera y a la vida porteña sin tener un contrato fijo de alquiler por dos años. Tampoco deben buscar un compañero de departamento, ni gastar en muebles, ni comisión inmobiliaria, ni presentar garantía. Además, en el precio, están incluidos los servicios, el wifi y una limpieza semanal. A todo esto se suma el plus de la calidad del diseño y su funcionalidad y el poder compartir espacios comunes con otros estudiantes.

Casa Campus ya tiene dos proyectos en Ciudad de Buenos Aires para los que se asociaron con la desarrolladora M&M de la familia Maioli. Uno se ubica en Constitución cerca de varias universidades y también de puntos de interés turístico. Se espera que esté finalizado a mitad de este año y se está comercializando alrededor de 2800 u$s/m2. El otro se ubica en San Telmo cerca de la UCA y el ITBA. A diferencia de los dos primeros proyectos en los que contaron con inversores particulares que aportaron desde u$s80.000 a u$s100.000, en estos últimos casos recibieron el apoyo de fondos de inversión y bancos. 

“Gracias al éxito de estos emprendimientos estamos trabajando en nuevos proyectos de condo-departamentos tanto para estudiantes como jóvenes profesionales en Palermo, Núñez y Recoleta y también estamos recibiendo llamados de universidades de otras partes del país como Tandil y Córdoba”, anticipó Mora. Se espera que pronto nuevos jugadores se sumen a apostar por este nicho tanto en Capital como en Gran Buenos Aires.



Te puede interesar