Inversiones 22 marzo 2017

Lanzamientos

Un complejo urbano en Pinamar para disfrutar todo el año

La ciudad balnearia atrae cada vez más personas que buscan la tranquilidad del bosque y la playa ya sea para vivir de forma temporal o permanente. ALMAR ofrece residencias de hasta 120m2 pensadas como un complejo urbano en medio de la naturaleza.

Pinamar, ciudad balnearia por excelencia de la clase media y alta argentina está transformándose a paso firme. Es una de las tres ciudades del país con mayor crecimiento demográfico en los últimos años, con 45.000 habitantes y un padrón electoral que crece un 11% cada dos años.

El dato demográfico confirma una tendencia que los locales ya perciben hace rato. Cada vez más gente llega en la búsqueda de la tranquilidad y la naturaleza de una ciudad pensada para vivir con el ruido del mar y la frescura del bosque.

Situado en el nuevo Barrio Náyades, se encuentra ALMAR Residencias, un moderno complejo residencial multifamiliar con 100 exclusivas unidades emplazadas en cinco módulos bajos que rodean al parque central. Se trata de un proyecto que reúne estilo, variedad, naturaleza, seguridad, servicios y amenities de primer nivel orientado a un público familiar que busca en Pinamar la tranquilidad la infraestructura necesaria para vivir y vacacionar. 

ALMAR Residencias - el desarrollo de Latitud 35 SRL cuyo lote demandó 2,5 millones de dólares de inversión - se encuentra emplazado en las calles Gulliver y De las Musas, dentro de un área urbanística de mediana escala y en un entorno privilegiado que ofrece la comodidad de estar próximo a la zona céntrica y a su vez poder rodearse del singular entorno natural. ‘’En ALMAR Residencias contamos con ambientes espaciosos y ofrecemos todas las instalaciones y la infraestructura necesaria para que los propietarios de las residencias puedan disfrutar su estadía’’ aseguró Javier Ortega, socio de ALMAR.

Con superficies que van desde 50m2 a 120m2, todas las unidades tienen vista al parque y la mayoría cuenta con amplios balcones aterrazados equipados con parrilla individual. Asimismo, el complejo que ofrece más de 4300m2 de parque, cuenta con pileta in/out, spa y SUM, gimnasio, vestuarios, espacios deportivos, seguridad y control de accesos, cocheras cubiertas, estacionamiento de cortesía, guarda cuadriciclos, servicio de playa y acceso al Golf de Pinamar. ‘’Durante los periodos en que los propietarios no ocupen sus residencias, en ALMAR ofrecemos la opción de gerenciamiento especializado en hotelería y turismo para la renta temporaria de las unidades’’ agregó Ortega.

En relación a la financiación, actualmente, el valor promedio del m2 ronda los $32.000, una inversión mínima de $2.400.000 y se ofrecen dos opciones de financiación: financiación tradicional a 36 meses, acompañando el plazo de obra o financiación modular de 100 cuotas, con un anticipo de 30% y cuotas que parten del orden de $ 16.000 (valores a diciembre de 2016, ajustables según Índice de la Cámara Argentina de la Construcción). En ese caso, el esquema financiero se ha diseñado de modo tal que, a partir de la entrega de la unidad (aproximadamente entre tres y cinco años, según el edificio) el departamento se paga a sí mismo: la mitad del monto total que aún resta saldar se cubre con la renta turística de la unidad (valores a diciembre de 2016).

 



Te puede interesar