Noticias 29 septiembre 2017

Elecciones Mercado Inmobiliario Legales Alquiler

Armando Pepe es el nuevo presidente del Colegio Inmobiliario

Ganó las elecciones por una diferencia de 16 votos. Encabezó la lista opositora a la gestión anterior y promete continuar la lucha para lograr la nulidad de la reforma de la ley 2340 que limita los honorarios a cobrar por los corredores.

Tras una ajustadísima elección, el Colegio Profesional Inmobiliario (CPI) cuenta con un nuevo presidente. Con tan solo 16 votos de diferencia a favor, resultó ganador Armado Pepe, broker  que se presentó por la lista opositora Futuro Inmobiliario.

El actual titular del Centro de Corredores Inmobiliarios porteño -CECIN- obtuvo el miércoles 802 votos (50,5%) frente al candidato oficialista de la lista Celeste y Blanca, Omar Porta, que recibió 786 (49,5%). Ejercerá el cargo durante dos años.

Entrevistado por CRE, Pepe contó cómo vivió la elección: "La resolución final fue como la de Macri (Mauricio) y Scioli (Daniel) porque ganamos por muy pocos votos y se definió en la última mesa". Su agrupación obtuvo la mayoría en la Comisión Directiva, en el Tribunal de Cuentas y en la Comisión de Ética del Colegio. Según adelantó, "el lunes próximo se tomará posesión administrativa del Colegio, el miércoles se firmarán las actas de traspaso y la asunción oficial será en unos 10 días".

La interna inmobiliaria se recalentó durante las últimas semanas a raíz de que la Legislatura porteña aprobó la modificación de la ley 2340 que regula la actividad del corretaje. En particular, el sector objeta que se haya eliminado la comisión a pagar por los inquilinos al momento de establecer un contrato de alquiler. El lunes pasado los brokers realizaron un paro de actividades y una manifestación frente a la quinta presidencial de Olivos como protesta ante esta normativa.

Al respecto, el nuevo titular del CPI consideró: "No creo que haya tenido que ver la marcha (con el resultado electoral) sino que lo que tuvo que ver fue que la gestión anterior del Colegio no hizo nada en los últimos dos años con el avance de la Asociación de Inquilinos. En cambio, desde el Centro de Corredores estuvimos todo el tiempo batallando. Además, yo tengo unos cuantos años en esta actividad y me acompaña un grupo de empresarios jóvenes, de inmobiliarias chicas de todos los barrios de la Ciudad. Todo esto contó en la elección a último momento. Vamos para adelante y a poner al Colegio de pie".

PROPUESTAS

¿Cuáles son los objetivos principales que se plantea para su gestión?

El desafío que tenemos por delante es atravesar esta crisis que es muy seria porque la nueva ley viola los derechos de los corredores. Con el CECIN presentamos un recurso de amparo ante la Justicia, un pedido de nulidad por su inconstitucionalidad y se solicitó la suspensión de la medida; también se había presentado el CPI y la Corporación de Rematadores y Corredores Inmobiliarios. A su vez, los Tribunales porteños están teniendo una catarata de amparos individuales de colegas inmobiliarios.

¿Cómo impacta esta normativa en las inmobiliarias?

En la Ciudad somos 6.900 corredores matriculados, de los cuales el 95% tiene empresas unipersonales. El que posee una pequeña oficina, un empleado, la mujer o el hijo que lo ayuda y se ocupa exclusivamente de la administración de alquileres, de la renovación de contratos, cada mes y medio mete una ventita y nivela el barco. Pero, a ellos les cortaron la mitad de sus ingresos con esta medida totalmente anticonstitucional, que viola los derechos humanos de trabajar y cobrar por ello, el Código Civil de la Nación y hasta la misma ley 2340. Estamos en manos de la Justicia. La concentración del lunes frente a la Quinta Olivos también se organizó con corredores de la Provincia de Buenos Aires porque existe allí otro proyecto. Se presentó un petitorio y el CECIN entregó otro directamente en Casa de Gobierno así que estamos trabajando a full. Es un tema de la actividad que nos preocupa muchísimo.

¿Cómo ve el panorama inmobiliario actual?

Este mercado está bien. Los créditos y las ventas están funcionando. Si bien nadie se pelea para comprar, lentamente va creciendo la cantidad de operaciones, que en el primer semestre subió 43% en la Ciudad de Buenos Aires respecto al año pasado (igual período), aunque entonces no había crédito y todo lo que se compraba era con la plata del "colchón bank". La gente tenía expectativas y -cuando asumió el nuevo gobierno- empezaron a concretar. Hoy, de cada 10 operaciones, siete son con crédito. Es realmente muy importante. Banco Nación está diciendo que otorga un crédito cada dos minutos, si fuese así el déficit habitacional de tres millones de viviendas se vería reducido notablemente en no muchos años.

¿Otras metas?

Trabajar en conjunto, de modo muy estrecho y mancomunadamente con el Colegio Público de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires, con el Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires, con el Consejo Profesional de Ciencias Económicas y con el Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo. Los profesionales inmobiliarios estamos permanentemente en contacto con ellos así que no es posible no estar unidos ante cuestiones que son para el bien de todos. La anterior conducción ni siquiera había entrado en contacto con ellos.

Además, ya mismo empezamos a buscar un local de 150 a 200 m2 de superficie en Caballito para abrir una subsede donde se pueda dar capacitaciones y tener empleados administrativos para hacer las gestiones que tienen que realizar los corredores. Como nuestro colegio está en Alsina y Salta, se evitaría hacer venir a la gente al microcentro desde barrios como Liniers, que implican dos horas de viaje.

¿Qué relevancia tendrá la capacitación para incorporar nuevas tecnologías?

La capacitación ha sido una de las cosas buenas que hizo la anterior gestión. Se dio mucha  y eso funcionó bien pero nosotros vamos por más. El año pasado, desde CECIN firmé un acuerdo marco  con la Universidad del Salvador y la UCA y estamos dando cursos y seminarios. Esto lo replicaremos en el Colegio porque hay muchos chicos que están haciendo la carrera de martillero y corredor pero quieren trabajar como pasantes en inmobiliarias para ir aprendiendo. Lo firmaremos en los próximos días. La idea es brindar capacitación constante en Casa Central y en la subsede que abriremos en Caballito, que será la primera por ser el centro geográfico de la Ciudad. Luego, veremos en qué otro barrio abrir la segunda subsede.



Te puede interesar