Noticias 4 octubre 2017

Índices Mercado Inmobiliario Créditos hipotecarios Real Estate

Escrituras, boom para arriba

La suba interanual de agosto de las operaciones de compraventa en la Ciudad de Buenos Aires llegó al 42,3%. Además, hubo 13,3% más escrituras que en julio y 161% más hipotecas que en igual mes de 2016, cuando no había créditos UVA. Los brokers confirman esta tendencia, ven con buenos ojos el futuro pero se preocupan por la escasez de oferta.

La cantidad total de las escrituras de compraventa de inmuebles en la Ciudad de Buenos Aires registró un crecimiento de 42,3% en el octavo mes del año respecto a las cifras de 2016, habiendo concretado 6.019 escrituras, de acuerdo a los datos brindados por el Colegio de Escribanos porteño. En tanto, el monto total de las transacciones realizadas se elevó 92,7%, a $14.013 millones.

 

Respecto a las escrituras formalizadas con hipoteca bancaria, en agosto totalizaron 1.601 casos, 161% más que las operaciones firmadas un año antes y aumentaron 28% en comparación con el mes anterior. A su vez, las escrituras con crédito representaron el 26,6% del total, frente a 14,5% de 2016. En valor subió su participación de 15,6% a 17,8% del total.

Pero, más allá de las estadísticas, desde la vivencia del día a día, Tomás Seeber, vicepresidente de la inmobiliaria RG Montes Real Estate, comentó cómo es su percepción del nivel de actividad: "En general convalidamos las estadísticas. El año pasado fue bueno y éste es mejor. La verdad es que el mercado está muchísimo más movido, principalmente impulsado por el crédito. En los tickets inferiores a u$s 300.000 hay una fuerte demanda, aunque no es acompañada por la oferta. El 70% o el 80% de las reservas de ese rango de ticket es con crédito, aunque el mercado sin crédito también está mucho mejor".

Asimismo, Iuri Izrastzoff, responsable de Marketing de Izrastzoff Agentes Inmobiliarios, señaló que en su cartera de productos de Capital "hay un aluvión de consultas de operaciones de hasta u$s 250.000 por departamentos apto crédito en general". Pero, explicó, que en zona norte el nivel de consultas y cierre de operaciones son por tickets más altos -de 300.000 a 700.000 dólares- y que si bien "no es aluvión, hay actividad, aunque en general ahí la mayoría son sin crédito".

 

PERSPECTIVAS

De acuerdo al Colegio de Escribanos, en comparación con julio de 2017, los actos del último mes relevado crecieron 13,3% en cantidad y 13,5% en pesos, al equivalente a 804 millones de dólares al tipo de cambio promedio del mes que informa el Banco Central. En valores corregidos por estacionalidad, la cantidad de transacciones aumentó 10,7% en el promedio diario. El monto medio de los actos fue de $2.328.106: creció 35,4% en un año, al equivalente a 133.646 dólares, un 15% más que doce meses atrás.

Al entrar en el detalle de la evolución experimentada, Izrastzoff contó: "En julio esperábamos un mal mes por las vacaciones pero, por el contrario, se cerraron muchos negocios y fue muy bueno. Sorprendió porque fue contracíclico a la historia porque generalmente ese mes suelen bajar las operaciones. En agosto hubo muchísima actividad pero con ventas chicas y las consultas siempre vienen in crescendo. Por otra parte, desde septiembre a noviembre suele presentarse el mayor dinamismo histórico así que, si además actualmente hay más decisión, los próximos tres meses realmente serán muy buenos y se consolidará la mejora de ventas de 2017 respecto a 2016".

Por su parte, a Seeber le "preocupa un poco que no hay oferta para responder a tanta demanda, sobre todo, porque como los créditos son incipientes y tienen todo para crecer, se necesita que la oferta acompañe para darle opciones a los clientes y para que no se arme una escalada de precios".

Sobre la participación de los créditos hipotecarios, llama la atención que en CABA promedien el 26% del total de escrituras cuando varias inmobiliarias vienen afirmando que en promedio siete de cada 10 operaciones las cierran con préstamos bancarios. El directivo de RG Montes arroja una posible explicación: "Nosotros estamos viendo el mercado antes (que los escribanos) porque hablamos de reservas, no de operaciones concretas. Además, el (desfasaje de) tiempo hasta que los bancos otorgan los créditos es largo, como mínimo 90 días y éste resulta ser uno de los problemas que tenemos actualmente. Entonces, hace tres meses el ratio de hipotecas tal vez era solo del 30%, no el 70% como es ahora por lo cual seguramente estos datos se empezarán a ver reflejados (en las estadísticas) en tres o cuatro meses. Creo que hacia fin de año habrá un cambio de tendencia en el ticket y por lo menos deberíamos estar en 50% (de operaciones con hipoteca). En las inmobiliarias estamos viendo el mercado 90 ó 120 días antes".

Para Izrastzoff, las perspectivas a futuro "son muy buenas porque el factor político era el número uno para que pudiésemos empezar a pensar en un buen fin de año y mejor 2018 pero eso ya está, después de las PASO están dadas las condiciones. Si bien aún está muy lejos y es una utopía lograr créditos a bien futuro o puente para desarrolladores, que es lo que se venía hablando pensando que no podía faltar tanto, falta muchísimo; eso sí hubiese sido tocar el cielo con las manos pero nos conformamos con que siga creciendo el mercado de hipotecas -aunque sea de primera vivienda- y que haya una estabilidad política que era lo que se necesitaba. Antes de las PASO que se pensaba que Cristina (Kirchner) ganaba por amplio margen, hubo un frenazo durante 20 días que dio miedo".

 

 



Te puede interesar