Noticias 10 abril 2017

Créditos hipotecarios

Se firmó acuerdo para otorgar créditos y construir 100.000 viviendas en un año

Un acuerdo sectorial de gran trascendencia que destrabará la construcción de viviendas para la clase media, y el lanzamiento de líneas de crédito hipotecarios de bancos oficiales a 30 años son las dos noticias más importantes para el sector en los últimos tiempos.

Son dos iniciativas que la Asociación de Empresarios de la Vivienda de la República Argentina venía pidiendo en los últimos años y que caen en un buen momento para reactivar el desarrollo de viviendas que venía postergado en los últimos años.

El presidente de AEV, Miguel Camps que firmó el acuerdo y participó de las reuniones de la mesa de diálogo sectorial sostuvo que el Acuerdo para la Reactivación de la Construcción -Plan 100.000 Viviendas- firmado el lunes 3 de abril en el marco del Diálogo para la Producción y el Trabajo entre Gobierno, entidades empresarias, sindicatos y asociaciones bancarias, representa un esfuerzo serio y una vocación firme dirigidos a la satisfacción de una necesidad básica y a la reactivación de un sector con gran poder multiplicador.

Asimismo, explicó que se trata de un plan que intenta generar incentivos, derribar barreras de distinta índole y alinear esfuerzos en forma eficiente pero dependerá de la concurrencia de diferentes factores para desembocar en resultados concretos."

Haciendo un somero repaso de los mismos, el del crédito sería hoy uno de los más potentes, a partir de las unidades de cuenta indexadas UVAs y UVIs, dependiendo de la reducción de la inflación y de la vocación de los bancos de sacar el foco de otros negocios para apuntar su mira en el largo plazo del crédito hipotecario.

La Reforma Tributaria bajo análisis en el Estado Nacional, que espera concretarse en el 2018, deberá aprobar a través de los mecanismos institucionales correspondientes, la eliminación de varias distorsiones de larga data y la generación de incentivos acotados a los próximos 3 años.

También se invita a las distintas jurisdicciones provinciales y municipales a la reducción del impuesto a los ingresos brutos, sellos y otras tasas, y a hacer más eficientes y rápidas las tramitaciones.

Se destacan también los incentivos propuestos para la construcción de viviendas para locación, así como el cambio de rumbo dado al Plan Procrear hacia el beneficio de los sectores más rezagados y con subsidio directo según las condiciones de cada familia.

En síntesis, se trata de un acuerdo multilateral de recíproca conveniencia que no dudamos destrabará soluciones y encaminará una actividad económica diversificada con grandes potencialidades.

"Acostumbrados como veníamos a otro tipo de actitudes, fue muy alentador para mis colegas de la CAMARCO y la CEDU, y para mí en representación la Asociación de Empresarios de la Vivienda de la República Argentina, la actitud y transparencia evidenciada en cada momento por las autoridades durante los encuentros de reflexión y negociación que procuraban este acuerdo, siempre enfocados en el bien común. Descontamos el esfuerzo que dedicará cada una de las partes para el cumplimiento de sus respectivos compromisos, finalizó confiado Camps.

Por su parte, el vicepresidente de la entidad, Gustavo Llambias analizó el lanzamiento de los créditos y afirmó que: El anuncio de créditos hipotecarios en UVAs o UVIs, es decir en unidades de cuenta ajustadas por inflación o costo de construcción, con plazos que llegan hasta los 30 años, es sin dudas una gran noticia para el sector y para la sociedad en su conjunto. El impacto, si bien aún incipiente, ya se aprecia en el aumento de la proporción de escrituras con hipoteca en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, por ejemplo, que en los últimos dos meses ha crecido significativamente. Es sin duda la herramienta que la clase media argentina estaba esperando para atender sus muy postergadas necesidades de vivienda y tendrá un impacto muy notable en la actividad de intermediación inmobiliaria y en el desarrollo de nuevos proyectos."

Asimismo, agregó que el impacto generado es claro en el usado, dado que las unidades están disponibles para hipotecar por ser preexistentes. No obstante, los nuevos proyectos en curso tomarán en cuenta la disponibilidad de crédito y ajustarán su oferta a un mercado largamente desatendido, como es la vivienda para clase media. Eso llevará actividad a ciudades y barrios que se han mantenido estancados por la falta del crédito para el público de clase media y que no han resultado atractivos para los proyectos de alta gama y de lujo que eran los únicos en desarrollo hasta la fecha apuntados a un sector de la población capaz de pagar una unidad sin crédito, en cuotas durante su construcción.

Sin embargo entendió que aún es pronto para decir cuáles son las líneas de financiación más demandadas, pero ya vislumbra que la gran expansión del crédito viene de la mano de los créditos nominados en UVAs, es decir en unidades ajustadas por costo de vida, lo que permite plazo más largo y cuotas iniciales significativas más bajas que los créditos en pesos. Esto último es así porque la tasa de interés es de un dígito dado que no incluye la inflación, que se aplica para ajustar el saldo de deuda. Con la percepción de la clase media de una inflación en gradual retroceso, se aprecia ya una creciente disposición a endeudarse en unidades ajustadas. Estoy convencido de que el impacto será muy importante en el mercado y que se manifestará nítidamente durante el corriente año", concluyó el directivo de AEV.



Te puede interesar