Comunidad Real Estate - "El Gobierno no da más"

Entrevista 4 abril 2019

LCNI Mercado Inmobiliario Real Estate Economía Política Créditos hipotecarios Elecciones Financiación

"El Gobierno no da más"

El economista y precandidato presidencial José Luis Espert hace un duro análisis de la situación política y económica que atraviesa la Argentina. Aporta también su visión del mercado inmobiliario.

Si resultase electo como presidente de la Nación, ¿cómo abordaría los problemas de Vivienda y del mercado inmobiliario?

Como candidato presidencial te diría que seguramente vamos a tener alguna mínima política para muchísimos sectores pero estamos preocupados por parar la destrucción de todo en la Argentina. El país se está desmoronando, se está transformando en una villa, todo se rompe. No hay lugar o localidad que recorra hoy donde no se estén cerrando negocios de todo tipo a raudales.

Entonces, para el negocio inmobiliario lo que quiero cambiar es al país, quiero darlo vuelta y hacer algo completamente diferente a lo que se hace desde hace ocho décadas. Nos estamos autodestruyendo. Hay que imitar los ejemplos, ya no de los Estados Unidos o Australia, sino de Chile, Perú y Colombia. Pero, para que haya mercado inmobiliario tiene que haber crédito y para eso hay que tener inflación bajísima y certeza de que el dólar no volará por los aires a los tres meses que se toma un crédito.

La última vez que Argentina tuvo realmente crédito hipotecario -porque no se puede considerar que la ráfaga de UVA que tuvimos en los últimos dos años sea la reaparición real del crédito hipotecario- fue durante la convertibilidad. Tuvimos 10 años de un crédito inmobiliario alucinante, como nunca antes. ¿Y qué pasó? Había inflación internacional y certidumbre cambiaria absoluta.

¿Se puede volver a esas condiciones del mercado?

No diría que necesariamente se requiera de una ley de convertibilidad que fije el valor del dólar. Pero se requiere certidumbre económica sobre lo que vaya a pasar. Actualmente tenemos una economía que hace ocho años que no crece, cuando Macri (Mauricio) termine su primer mandato (o se vaya directamente, si no reelige) dejará una inflación del 250% de piso en cuatro años, con tasas de interés del Banco Central que bordean el 70%. Así no es posible la vida humana en la Argentina.

PANORAMA POLÍTICO

¿Qué es lo que más le preocupa?

Que nuevamente la gente se equivoque, piense en votar el mal menor y no en votar una alternativa como la que nosotros encarnamos. Lo que más me preocupa es que la gente no conecte porque lo que propone Lavagna (Roberto) y Macri es lo mismo, solo cambia la cara.

Argentina tiene que usar al mundo para comerciar, competir y expandir sus fronteras de producción. Para eso tiene que abrirse al mundo, tener un Estado más chico para que los impuestos sean razonablemente y, en tercer lugar, hay que cambiar totalmente las leyes laborales en Argentina para que sean amigables con el empleo y que no suceda lo que pasa actualmente que el empresario no contrata gente o si lo hace es en negro. Para que contraten a una persona hay que poder despedir sin todo el quilombo (sic) que significa hoy.

¿Qué haría respecto al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI)?

La Argentina es un país que ideologiza todo pero lo del Fondo es sólo cuestión de sumas y restas. Desde enero 2020 hasta junio 2021, el FMI nos va a desembolsar -según el último acuerdo firmado- 7.000 millones de dólares en un año y medio. La Argentina en ese período tiene que pagar, entre intereses de deuda y amortizaciones de deuda pública, 40.000 millones de dólares. El que quiera cambiar el acuerdo con el FMI por menos exigencias y menos plata, ¿con qué va a pagar los 33.000 de ese agujero?

A no ser que haya acceso fluido al mercado de capitales y que se haga más ajuste fiscal, no hay otra opción que pedirle más plata al FMI. Salvo que quieran defaultear la deuda pero creo que sería muy dañino para el país. Por lo tanto, generamos más superávit fiscal o se prenden 500 velas para que se nos abra el mercado de capitales porque hoy nadie de afuera nos está prestando plata. O le pedimos más al Fondo.

¿El Banco Central está manejando bien al dólar al poder salir a vender más?

Lo único que está pidiendo este Gobierno es que tiren la toalla, que vengan las elecciones para que se termine esta pesadilla ya. Es un Gobierno que no da más. Dado este dato, creo que muchas alternativas no le quedaban pero esto tendrá un costo recesivo no menor porque será muy difícil que bajen las tasas de interés. Me preocupa muchísimo el receso que estamos teniendo porque es muy fuerte y puede dificultar mantener este programita que está atado con alambre.

¿La recesión durará hasta después de las elecciones o puede haber un pequeño rebote?

No lo sé. Siendo muy honesto y desde lo estadístico, la actividad económica estará todo el año por debajo del año pasado. Es decir, si se quiere hacer leña del árbol caído hay para despacharse. La pregunta relevante es si en el mes contra mes la economía dejará de caer o no y eso aún yo no lo tengo claro. La economía todavía sigue cayendo, no encontró piso.

* Fuente: Resumen de la entrevista realizada en el programa Real Estate de FM Milenium. 

 



Te puede interesar