Comunidad Real Estate - "La Argentina ya chocó, ahora viene su reconstitución"

Entrevista 8 noviembre 2018

Economía Mercado Inmobiliario Finanzas Real Estate Dólar Alquileres Créditos hipotecarios UVA LCNI

"La Argentina ya chocó, ahora viene su reconstitución"

Claudio Zuchovicki, gerente de Desarrollo de Mercado de Capitales de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, pronostica la evolución que tendrá la economía en los próximos meses.

¿Cómo ve el panorama económico actual y las proyecciones a futuro?

Está muy complicado. Si bien soy optimista, no por iluso o porque lo que venga será bárbaro, sino porque creo que los argentinos actuamos muy de antemano. Tenemos tanto exceso de pasado que adelantamos mucho nuestros comportamientos: como ya vivimos esto varias veces, la gente postergó el consumo mucho antes, se dolarizó también antes pero, cuando uno espera que algo sea terriblemente malo y solo fue malo, termina siendo un alivio. Desde ese punto de vista, no es para festejar lo que viene pero es la base sobre la cual las cosas pueden salir no tan mal como se esperaba.

¿A qué se refiere con la frase "puede no salir bien pero tampoco tan mal"? ¿La inflación realmente empezará a bajar? La gente descree del Gobierno en muchas de las cuestiones prometidas...

Sí, es verdad, creo que a todos nos pasa lo mismo, no solo por lo que anuncian. El inversor del mercado inmobiliario es de largo plazo, no se invierte en un Gobierno sino en un país y éste va mucho más allá de un Gobierno o de un poder político. Uno quiere ver reglas a largo plazo y, sobre ello, es lo que más se duda porque no se ven mentes de estadista.

Una pregunta que hago siempre es: ¿la Argentina ya chocó o aún le falta chocar? Porque cuando uno observa el dólar, lo que se quedó la actividad, la recesión y lo que todos ya sabemos, la pregunta que uno se hace es esa. Si ya chocó -que es mi respuesta- ahora viene su reconstitución. Si la gente cree que todavía falta más, no vimos lo peor.

¿Y entonces? ¿Cómo serán los próximos meses?

Con este tipo de cambio, la demanda de dólares cada vez es menor, pero no por mérito sino porque no hay más pesos en la calle. Con este valor, hay ciertas regiones que empezaron a sacar la cabeza de abajo del agua porque comienzan a ser algo más competitivas. Todos los números con los que se comparará serán muy malos pero habrá una buena cosecha y más ingresos de dólares por lo que en algún momento el ciclo -si bien no será para una fiesta- no resultará tan malo como la gente lo espera y eso generará un pequeño alivio, el cual traerá un poquito de ganas de consumir dado que hay mucho consumo postergado.

FOCO SECTORIAL

¿Qué opina sobre los créditos UVA?

Desde el punto de vista de los créditos UVA me pareció una solución fenomenal. Ahora se desestabilizó porque la inflación fue alta. Pero, para la persona que pudo tomar un crédito UVA y comprar la propiedad le resultó bueno porque se capitalizó: la propiedad en pesos vale mucho más que lo que se endeudó. El tema es el flujo mensual con el salario, cosa que también hubiese pasado si alquilaba. Esto atrasó los nuevos créditos porque el valor sobre la cuota es muchísimo pero, en algún momento, esto se va a estabilizar si se da un escenario más cómodo. El próximo año el salario real ganará un poco más y eso habilitará a que el sector se reconstituya.

¿Y respecto a la nueva ley de alquiler?

Por formación y por carga ideológica, me gustan los mercados que se mueven con libertad, que surjan del libre juego entre la oferta y la demanda. Cuando uno impone algo, a largo plazo termina mal. Hay un viejo refrán que dice que a Shakespeare lo puedo obligar a vender todas las obras, a lo que nunca lo voy a poder obligar es a que haga nuevas. En ese contexto me parece que el exceso de regulación frena la inversión.

¿Cómo son sus proyecciones propiamente para el sector de la construcción?

Como país, es el rubro al que evidentemente más esfuerzo hay que ponerle. Ahora saldrán los fondos cerrados para tratar de aliviar un poco impositivamente a la Construcción. Éste es el único rubro que emplea gente que no tiene mucha capacidad técnica con lo cual se le puede dar trabajo y dignidad a un grupo que no conseguirá trabajo en alta tecnología u otros rubros y, a su vez, esto impulsará que tengan acceso al consumo. Es el sector que dinamiza más rápido un ciclo económico por lo que -desde ese punto de vista- lo que viene no será tan malo y eso generará un poco más de buena onda con respecto a lo mal que estamos hoy.

¿Eso le alcanzará al Gobierno para ganar las elecciones en 2019?

No lo sé, eso ya es político, ojalá gane alguien que finalmente apoye la gente. Pero, insisto, uno invierte en un país. Si los números ya están bien y hay superávit fiscal y de la balanza de pagos -dado que los motivos que generaron la gran corrida (financiera) desaparecieron- el que vaya a heredar esta vez recibirá algo mucho mejor que lo que encontró este Gobierno, sin importar el color que gane. Esto puede llegar a generar -independientemente de la cuestión política- un poquito más de entusiasmo para la gestión que viene.

¿Cómo será este fin de año?

No quiero subestimar para nada el escenario que estamos viviendo -que sin duda es complicado- pero insisto: hay números y la macro (economía) empezó a corregirse. Esto no es porque lo haya decidido el Gobierno sino porque los mercados hicieron un fenomenal ajuste. Dicho esto, vamos a tener una menor presión sobre el tipo de cambio y eso hará que incluso el Banco Central tal vez hasta tenga que salir a comprar dólares para sostener la banda de abajo. Si eso se da, emitirá pesos y es muy probable que los libere a la calle porque estará más estable el dólar y entonces aflojaría un poco la tasa de interés. En el caso de que eso suceda, será una sorpresa porque todos eran muy negativos y, como las cosas son buenas o malas de acuerdo a si sorprenden o no, desde ese punto de vista podemos llegar a estar un poco mejor de lo que parecía.

* Fuente: Resumen de la entrevista realizada en el programa Real Estate de FM Milenium.



Te puede interesar