Comunidad Real Estate - Los pro y los contra de congelar las cuotas de los créditos UVA

Informe Comunidad 17 agosto 2019

UVA Créditos hipotecarios Real Estate Mercado Inmobiliario Devaluación Dólar LCNI Financiación

Los pro y los contra de congelar las cuotas de los créditos UVA

Primeras repercusiones tras el anuncio del Gobierno de mantener sin nuevos aumentos los valores de las cuotas de los créditos UVA. La medida rige hasta diciembre.

Luego del anuncio oficial del Gobierno Nacional de que no habrá incrementos en las cuotas mensuales de los créditos hipotecarios durante los próximos cuatro meses, comenzaron a hacerse oír algunas voces del sector. El impacto real que esta medida puede tener en el mercado desarrollador, en los bancos prestamistas y los beneficiarios fueron algunos de los ejes analizados.

Según se informó, esta medida alcanza a las operaciones de compra de viviendas de hasta 140.000 UVA y la diferencia entre el valor que cobrarán los bancos y el que deberían recibir de ajustarse al ritmo de la inflación, será absorbido por el Estado en forma de subsidio. El presidente Mauricio Macri afirmó al respecto vía twitter: "El Estado se hará cargo de la diferencia. Cuando discutamos el Presupuesto veremos cómo continúa la asistencia el próximo año. Así ayudamos  a más de 90.000 familias: 33.000 del Procrear y otras 60.000 que compraron viviendas únicas de menos de 140.000 UVA".

Darío López, socio de la desarrolladora Arquitectonika, opinó: "Las medidas de congelamiento de las cuotas del crédito UVA hasta fin de año son buenas pero tardías e insuficientes ya que no sabemos qué va a pasar después de fin de año con las cuotas y con el capital del préstamo. El sistema es bueno pero funciona con estabilidad y con poca inflación. Las demás medidas son insuficientes y no van a alterar la parálisis del sector de la construcción, que está sufriendo por la falta de estabilidad, las altas tasas y la altísima inflación".

En tanto, Gustavo Llambías, socio de RED, advirtió: "Es una lástima que se corra el riesgo de afectar un instrumento (créditos UVA) que, dado que está vigente por ley, cualquiera sea el Gobierno que asuma lo mantendrá. Con estas medidas el Estado Nacional se hará cargo de la diferencia de las cuotas así que al menos no es una quita directa para los prestamistas. Siempre es muy complejo dañar la credibilidad de los prestamistas en un instrumento de crédito ya que lo que sucede después es que, tratando de beneficiar a la gente, se la termina perjudicando porque el crédito desaparece".

IMPACTO

Según detalló el secretario de Vivienda de la Nación, Iván Kerr, de los 114.000 créditos UVA que se dieron, los bancos públicos tienen prácticamente el 70%. Alrededor de 60.000 los dio el Banco Nación.

Llambías consideró al respecto: "Los bancos oficiales han sido los más activos en dar este tipo de créditos pero los créditos UVA que están en problemas son poquísimos. Creo que se ha hecho un manejo más político que real del tema. Cuando uno habla con la gente del Banco Ciudad dice que la cartera que ellos tienen de créditos UVA con problemas es mínima, que sobre más de 5.000 cartas que enviaron ofreciéndole a la gente aplicar la cláusula que permitía extender los plazos, respondieron muy pocas personas. Entonces me parece que es más una señal política de tratar de mostrar sensibilidad que un problema que merezca correr el riesgo de eventualmente lesionar el instrumento".

En tanto, sobre el impacto del mercado inmobiliario a futuro en función de la nueva devaluación producida esta semana y el escenario electoral por delante, el directivo de RED concluyó: "La situación es la de siempre en estas circunstancias. Todavía es extremadamente reciente todo. Es demasiado pronto como para opinar cuál será la respuesta de los desarrolladores y del público superada la transición. Obviamente en esta coyuntura aparece gente haciendo ofertas muy agresivas para tratar de aprovechar una diferencia en dólares y, salvo raras excepciones, lo que sucede es que se paran las ventas porque, salvo el que está muy necesitado, la gente se da cuenta de la situación y no toma las ofertas, entiende que las propiedades en general tienen precios en dólares y por lo tanto, en términos de los que tienen una propiedad terminada, tienen que mantenerlas así. Pero, los que estamos desarrollando tenemos que recalcular todo y todavía no tenemos datos. Hoy por hoy los precios de lista han bajado mucho en dólares y son difíciles de sostener cuando uno no sabe cuál será el impacto en costos. Es decir, creo que todavía no hay datos como para dar una respuesta seria de cómo ha impactado y va a impactar esto en el mercado".



Te puede interesar