Comunidad Real Estate - Brooklyn Arias, un edificio con vistas únicas gracias a una apuesta arquitectónica diferente

Inversiones 24 diciembre 2019

Brooklyn Arias Grupo Chomer Rodolfo Croce Estudio Colle Croce

Brooklyn Arias, un edificio con vistas únicas gracias a una apuesta arquitectónica diferente

Ubicado en una barranca con un desnivel de un metro y medio, el emprendimiento desarrollado por el Grupo Chomer y diseñado por el estudio Colle Croce supo hacer de este obstáculo, su principal atractivo.

El complejo residencial de baja densidad Brooklyn Arias, desarrollado por Grupo Chomer y diseñado por el estudio Colle Croce, se encuentra en el borde norte de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en el barrio de Saavedra. Su diseño representa todo un desafío desde el punto de vista arquitectónico, ya que el terreno donde editarían sus 4000m2 contaba con un desnivel importante.

'' Brooklyn Arias fue todo un éxito; los compradores quedarán encantados con cómo quedaron finalizados el edificio. Creo que el proyecto, la ubicación y el tamaño del lote convergieron en un producto de excelente relación calidad-precio "aseguró Ezequiel Chomer, Director Financiero de Grupo Chomer.

Por su parte, -y respecto al terreno en donde está emplazado Brooklyn Arias, - el arquitecto Rodolfo Croce señala que: “la manzana sobre la que está ubicado el edificio tiene una barranca o desnivel de un metro con cincuenta centímetros. Al principio, esto podría afectar un obstáculo, pero pronto se transformará en un ingrediente del proyecto que determinará la implantación o la manera en la que están determinados los volúmenes construidos sobre el terreno. Este es quizás su rasgo más distintivo. Asimismo, todas las unidades gozan de una excelente orientación, vistas y ventilación cruzada ”.

Sin dudas, la manera en la que el estudio resolvió la situación es un excelente ejemplo de la importancia de contar con profesionales que pueden dar alternativas a situaciones complejas. Es esta implantación particular del proyecto la que permite, por ejemplo, captar muy buenas visuales de la plaza Vicuña Mackenna, ubicar a pocos metros del edificio, y reducir al máximo los espacios comunes, logrando también asoleamiento óptimo para todas sus unidades.

El edificio se encuentra en una planta baja que contempla el acceso principal, cocheras y servicios, e incluye un gran espacio verde con amenidades, sobre el que nacen los volúmenes que alojan la totalidad de las unidades, dispuestas en dos bloques: uno al frente y otro interno

“Este gran lugar con espesa vegetación permite controlar las visuales hacia las unidades y generar un entorno de distención y relajarse en el que reconoce la pendiente natural del terreno. Un sistema circulatorio claro articula ambos volúmenes. Su materialidad noble, resuelta en hormigón visto y ladrillo a la vista, otorga solidez a la imagen general del edificio ”, agrega el arquitecto.

El volumen ubicado sobre la línea municipal alcanza una escala similar a la escuela e Iglesia Hermanas de la Providencia y es desde la vereda de enfrente y desde sus terrazas orientadas al norte donde pueden tener estos edificios de carácter fuerte. El otro volumen está girado, acompañando la pequeña barranca, y alcanza vistas largas hacia la plaza.

“El acceso, a través de una planta baja transparente, propone una calidad de experiencia similar a un lugar de veraneo. Rápidamente se reconoce el gran jardín con pileta, el gimnasio y SUM con parrilla ”, concluye Croce.

Además de esta característica del terreno, muy bien resuelta por los arquitectos, Brooklyn Arias destaca por su ubicación. Su cercanía a grandes arterias como Av. Libertador, Av. Cabildo y Av. Gral. Paz confiere una gran conectividad.

Chomer concluye: '' la obra fue todo un éxito: demanda un plazo de 28 meses y fue vendida en su totalidad exactamente desde el inicio de la obra. Asimismo, el perfil mayoritario de los compradores es de familias jóvenes, que paga un anticipo y cuotas ajustadas a la Cámara Argentina de la Construcción '' finalizó el directivo.

 



Te puede interesar