Comunidad Real Estate - Buena tasación y marketing: la mejor estrategia para vender en tiempos de crisis

Opinión 13 enero 2020

Deinmobiliarios.com Santiago Magnin Mkt Inmobiliario Ventas exitosas

Buena tasación y marketing: la mejor estrategia para vender en tiempos de crisis

Los desequilibrios macroeconómicos de los últimos años han impactado fuertemente en las transacciones inmobiliarias. La realidad es desafiante y los corredores inmobiliarios deben poner en juego toda su creatividad para concretar ventas. La diferencia entre poner a la venta un inmueble y venderlo.

Se termina un año negro para el mercado inmobiliario local. La cantidad de escrituras y las ventas concretadas han sido de las más bajas de los últimos años. En ese contexto difícil, muchos de los brokers que no han podido o no han sabido cómo lidiar con la poca cantidad de operaciones han sufrido un fuerte golpe en sus empresas.

Santiago Magnin es un corredor inmobiliario joven que ha logrado desafiar el pensamiento convencional del real estate porteño. A partir de una estrategia creativa, su inmobiliaria ha sorteado la crisis, logrando concretar ventas aún en un contexto hostil como el actual.

Su fórmula es tan simple como efectiva: tasaciones realistas y buenas campañas de marketing:

“Para comercializar una propiedad lo primero que hacemos es enviar un fotógrafo profesional a que le tome fotos. Esas imágenes las editamos con Photoshop y luego le hacemos un render y un plano con un arquitecto. Mediante un sistema de cámaras, realizamos también una visita virtual a la propiedad amueblada. Todo esto lo publicamos de manera destacada en todos los portales llamando la atención por sobre la competencia. Generamos una cantidad interesante de visitas, clics y por ende consultas”, señala Magnin.

La tasación es sin dudas un tema central, pero también una tarea difícil cuando los dueños del inmueble no aceptar que su propiedad no tiene el valor que ellos desean. Ser realistas en los números es fundamental para aumentar las posibilidades de venta.

“Nosotros realizamos un proceso muy fuerte de tasaciones. De hecho hemos rechazado propiedades si el propietario no quiere venderla en precio.  A mi particularmente me gusta analizar los incentivos de las personas que intervienen en la operación. Yo como corredor tengo un incentivo para que el propietario baje el precio y así poder venderlo rápido. Por otro lado, el propietario va a querer vender al mejor precio en el menor tiempo posible. Por otro lado hay una realidad del mercado: si hay menos demanda, los precios bajan. Por eso nuestras tasaciones tienen informes con datos duros de diferentes fuentes: Reporte Inmobiliario, Properati y nuestra tasación propia. Al entregar al vendedor toda esta información, nada lo puede sorprender. Por ejemplo, en Recoleta bajando apenas le precio podés llegar a concretar operaciones”, apunta el experto.

La experiencia de Magnin es un ejemplo de que aquellos brokers que han sabido adaptarse a la situación de crisis son los que mejor la han podido sortear ampliando, inclusive, su mercado.

“La actividad inmobiliaria es cíclica, enero, febrero y marzo es siempre el peor trimestre. Podemos llegar a tener algunas consultas pero no se suelen concretar operaciones durante este período, a diferencia de octubre, noviembre y diciembre que suelen ser los que mayor cantidad de operaciones acumulan. Esto último no estaría sucediendo debido a la coyuntura, es decir esperamos que para noviembre y diciembre continúe la caída de operaciones pero en algún momento debería darse un efecto “rebote”. Sin embargo cabe destacar que no todo el sector inmobiliario está golpeado, conozco muchos corredores que están creciendo, y hacerlo en un mercado en baja como el de ahora, te da una base muy sólida para el futuro y te permite ganar mucho market share”, concluye el bróker.

El 2020 será un año que seguramente planteará nuevos desafíos. Con una economía que seguirá golpeada, habrá que agudizar el ingenio para sobresalir en un mercado deprimido. Mientras tanto, buenas tasaciones y marketing parecen ser las claves para no padecer tanto el presente negro del mercado inmobiliario.



Te puede interesar