Comunidad Real Estate - "Hay mucho camino por recorrer"

Opinión 10 junio 2019

Acceso a la vivienda Vivienda social Vivienda LCNI Real Estate Construcción Mercado Inmobiliario Análisis de coyuntura Créditos hipotecarios UVA

"Hay mucho camino por recorrer"

La mirada de Iván Kerr, secretario de Vivienda de la Nación, sobre los problemas que se presentan para generar oferta de vivienda en la coyuntura actual. Además, anunció las medidas que intentarán aprobar en el Congreso para incentivar la construcción de nuevos proyectos.

Más allá de las dificultades que todos conocemos y venimos atravesando está claro que no podemos volver para atrás. En lo que refiere a la política de vivienda tenemos que seguir trabajando entre todos para generar nueva oferta de vivienda que permita atender al enorme sector de la demanda que hace años que se encuentra desatendido.

En ese sentido, estamos convencidos de que el Gobierno tiene que trabajar para volver a instalar la cultura del ahorro y del crédito, y salir de la idea de que la única solución para atender el déficit habitacional de la Argentina sea en base a costo fiscal, construyendo viviendas que en muchos casos no están bien localizadas y por las que se pagan precios que están por afuera de cualquier valor de mercado. El tiempo demostró que esto no ha servido como una política eficiente para generar solución al déficit habitacional.

El crédito hipotecario -con su vuelta a través de la UVA, que tuvo su récord de otorgamiento en 2017 y 2018 - se puso en jaque con esta crisis cambiaria y económica que venimos atravesando desde entonces. Es lógico que los 14.000 millones de pesos en crédito hipotecario que se llegaron a otorgar en marzo de 2018, contraste mucho con los cerca de 2.000 millones de pesos que está dando hoy el sistema bancario.

Pero, más allá de que es claro que hay que estabilizar las variables macroeconómicas para que vuelva a haber crédito, tenemos que también trabajar y dejar las bases sentadas para que cuando esto suceda no nos vuelva a encontrar como cuando asumimos el Gobierno en diciembre de 2015, con todo el tablero desordenado y los incentivos claramente desalineados, para que los desarrolladores y constructores puedan generar la oferta que los argentinos necesitan.

En ese sentido, reconozco que muchas de las cuestiones que venimos trabajando ya las viene planteando la Asociación de Empresarios de la Vivienda (AEV) desde hace muchísimo tiempo. Pero hay veces que cuesta convencer a otros y soy consciente de que eso ha sido así.

Actualmente venimos trabajando en una batería de medidas que permitan sentar las bases para que -cuando podamos salir adelante- volvamos a tener la posibilidad de generar oferta de vivienda nueva, si bien muchos dirán que este tipo de herramientas financieras claramente no son posibles para el momento que estamos viviendo.

INICIATIVAS

Durante estos meses hemos trabajado muchísimo y -si Dios quiere- vamos a estar reglamentando en los próximos días esos fondos comunes de inversión para que exista un mercado de capitales que pueda invertir en la construcción de viviendas.

También tenemos un régimen de promoción fiscal -que es una de las cuestiones que ha planteado el sector y que se incluyó en la Ley de Presupuesto- que establece una devolución del 10% del IVA en la construcción de viviendas de hasta 140.000 UVAs, con un régimen de cuatro años por 60.000 viviendas. Trabajamos sobre su reglamentación con la Cámara Empresaria de Desarrolladores Urbanos (CEDU), la AEV y la Cámara de la Construcción para que su puesta en funcionamiento realmente sirva como una herramienta para impulsar al sector. El presidente Macri  (Mauricio) hizo un anuncio sobre algunas de estas medidas fiscales que estamos mandando al Congreso, que son pedidas por el sector desde hace tiempo, para que existan incentivos claros que permitan alentar la construcción de viviendas para la gente que más las necesita.

Vivimos en un Estado de Derecho, mandan las leyes y toda cuestión impositiva tiene que pasar por el Congreso así que vamos a tener que ir allí a dar la discusión. Pero, nos parece muy importante buscar los consensos en esta materia para cuando tengamos que dar el debate en las comisiones respectivas (Presupuesto, Finanzas, Vivienda e Impuestos).

Las medidas comprenden un beneficio en el impuesto a las Ganancias, permitir la actualización de los costos y la reinversión en nuevos proyectos es algo que desde hace años que se viene reclamando (reinvertir en un objeto inmobiliario); la posibilidad de utilizar los impuestos a las Ganancias, no tributarlos y diferirlos en el pago si se invierte en Fondos Comunes de Inversión. Además, sobre el IVA, que aquellos que no puedan tomar el crédito dentro de los seis meses, sea posible que lo utilicen como crédito de capital de trabajo para financiar sus proyectos.

En tanto, hasta que tengamos la reforma tributaria que proponemos desde el Gobierno, que se pueda hacer uso del impuesto al cheque (100% del impuesto a los débitos y créditos bancarios) también como adelanto del pago de Ganancias.

Por otra parte, cabe resaltar que en los lugares que mayor concentración en términos absolutos tenemos de déficit, más necesidad de actividad necesitamos generar. A través del consenso fiscal que suscribieron las provincias con el Presidente en diciembre de 2017, hay un compromiso de ir bajando las alícuotas de Ingresos Brutos porque sabemos que la cadena de ese ingreso en el sector de la construcción genera tremendas distorsiones. En ese marco, la Ciudad y la Provincia presentarán un régimen de exención del impuesto a los sellos en la construcción de viviendas sociales, poniendo como tope 140.000 UVAs.

Hay aún mucho camino por recorrer. A lo largo de estos años, venimos trabajando con enorme cantidad de dificultades pero también con un diálogo abierto y buscando ver cómo podemos cambiar el paradigma de la política habitacional. Seguimos convencidos que la política de la vivienda tiene que ir cada vez más hacia un subsidio a la demanda, y que los desarrolladores y los constructores tienen que encontrar en el Estado un socio claro que establezca las reglas, genere los incentivos, que ponga a disposición tierras y zonificación para que puedan ser ellos los que generen esa oferta que tanto se necesita.

El objetivo es claro y estoy seguro de que todos compartimos que, a pesar de los difíciles momentos que estamos enfrentando, no tenemos que volver atrás y que el rumbo tiene que seguir siendo éste. Por ello invito a quienes de alguna u otra manera vienen tirando de este carro hacia adelante, a que sigamos en el mismo camino para que, entre todos, podamos construir una política de vivienda que pueda subsistir los gobiernos -sea el que fuera- y que no tengamos que volver a discutir todo esto de vuelta. Estoy seguro de que estas políticas que hoy estamos sembrando, estas bases para el largo plazo, son las que pueden generar que la Argentina se logre encausar en la senda del crecimiento y el desarrollo, que es lo que necesita la política habitacional en el país.

Como secretario de Vivienda estoy convencido de que es mediante la escucha, el diálogo y el trabajo en equipo como sacaremos a la Argentina adelante.

 

* Presentación del Dr. Iván Kerr, secretario de Vivienda de la Nación, en el marco de la inauguración de Batev 2019.



Te puede interesar