Comunidad Real Estate - Inmobiliarios festejan que se cayó el proyecto de ley de alquileres

Opinión 21 octubre 2019

LCNI Mercado Inmobiliario Ley de Alquileres Alquiler Real Estate Construcción BROKER Panorama inmobiliario Análisis de coyuntura Vivienda

Inmobiliarios festejan que se cayó el proyecto de ley de alquileres

Comunicado de CUCICBA sobre la falta de apoyo a la sesión de la Comisión de Legislación General de la Cámara de Diputados de la Nación para tratar este proyecto.

Desde CUCICBA, el Colegio Profesional Inmobiliario de la Ciudad de Buenos Aires, consideramos positivo que la Comisión de Legislación General de la Cámara de Diputados no haya avanzado en el tratamiento de los proyectos de Ley de Alquileres. Saludamos y agradecemos a aquellos legisladores que no se prestaron a discutir estas iniciativas, que serían sumamente nocivas para nuestro sector inmobiliario, que ya viene enormemente golpeado por la crisis económica que sufre nuestro país.

Al igual que el proyecto que se debatió a finales del año pasado, y que fue criticado por todas las entidades del sector inmobiliario, estas iniciativas promovían una inaceptable intromisión del Estado sobre las relaciones privadas de los habitantes de la Nación.

Los alquileres de vivienda son un mercado que mantiene un funcionamiento correcto en todo el territorio de nuestra República. Además, las relaciones locativas están debidamente reguladas por el Código Civil y Comercial de la Nación, por lo que no se explica la insistencia de parte de diversas fuerzas políticas de avanzar en modificar sus contenidos a tan pocos años de su sanción.

Intromisiones como las propuestas solo generarían inseguridad jurídica y pérdida de confianza, como lo prueba lo que viene ocurriendo en la ciudad de Buenos Aires a partir de la sanción de la Ley 5859, que retrajo la oferta de inmuebles en el territorio de la misma con el consecuente encarecimiento de los valores locativos.

Resulta triste ver cómo autoridades y legisladores reinciden en ignorar las leyes del mercado, generando inseguridad jurídica a una actividad que ya viene extremadamente golpeado en sus niveles de rentabilidad.

Sin dudas, de sancionarse una ley como la que se avizoraba en esos proyectos, se perjudicaría a todos los actores, desalentando la inversión en inmuebles destinados a la vivienda y, consecuentemente, la oferta de viviendas para alquiler. Ahuyentando a las potenciales inversiones en viviendas para alquiler, las curvas de oferta y demanda se cruzarán en otro punto de menor volumen y mayor precio, generando indefectiblemente el efecto contrario al buscado, es decir, encarecimiento del valor locativo.

Es importante saber que la construcción de viviendas, que representa la principal actividad económica creadora de empleo en los centros urbanos del país, se verá seriamente afectada, agravando la crisis habitacional que sufre nuestra sociedad.

Ante la falta de apertura al diálogo por parte de las diversos poderes y funcionarios del Estado, queremos aprovechar para, una vez más, repetir las propuestas que, en conjunto con el resto del sector, creemos que ayudarán a reactivar el mercado:

- Fomentar, mediante una política de desgravación impositiva, la construcción de viviendas de hasta 60 m2, con obligación de los propietarios de alquilar las mismas por cinco años.

- Desarrollar una política de incentivos impositivos para quienes destinen inmuebles al alquiler; por ejemplo, reduciendo el 50% el Impuesto a las Ganancias.

- Incluir e impulsar el sistema de desalojo abreviado en todo el país para que un inquilino que no pague sea desalojado dentro de los 30 días.

Finalmente, consideramos indispensable que el Estado ceje sus injerencias en el mercado, permitiendo que prevalezca la voluntad de las partes intervinientes en el contrato de locación. Asimismo, exigimos respeto y valoración por el trabajo profesional de los corredores inmobiliarios.

Instamos a los Poderes del Estado a ampliar el debate público sobre la temática, escuchando las voces de las entidades de ley (colegios inmobiliarios), únicos representantes del sector, que somos quienes mejor conocemos el mercado. Reafirmamos nuestra inmutable voluntad de diálogo a fin de consensuar políticas públicas que piensen en el Bien Común, brindando respuestas reales y factibles a la necesidad de vivienda digna para todos los argentinos.

Este nuevo debate parlamentario de normas profundamente dañinas no hace más que confirmar la penosa característica de nuestros políticos de incurrir una y otra vez en ideas que no solo no benefician a nuestro pueblo, sino que, por el contrario, generan disrupciones nocivas en sectores que funcionan correctamente sin intervención estatal.

Como dijéramos en noviembre de 2018, hoy se hace imperativo repetir a nuestros gobernantes y representantes algo que debería resultar una verdad de Perogrullo, pero que insisten en negarse a entender: “Si funciona, no lo toques".

 

* Por el Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (CUCICBA).

 



Te puede interesar