Comunidad Real Estate - "Pase lo que pase vendrá un ciclo que será favorable para este sector"

Entrevista 9 agosto 2019

Economía Dólar Política Elecciones PASO Real Estate Mercado Inmobiliario Análisis de coyuntura LCNI

"Pase lo que pase vendrá un ciclo que será favorable para este sector"

A pocos días de realizarse las PASO, Claudio Zuchovicki, gerente de Desarrollo de Mercado de Capitales de la Bolsa de Comercio y secretario general de la Federación Iberoamericana de Bolsas de Comercio, analizó el panorama económico actual y el efecto de las elecciones.

El dólar está más calmo, hay una coyuntura económica con una inflación que está en baja y se vienen las PASO. ¿Cómo llegamos a estas primarias?

La macroeconomía se está recuperando un poquito, estadísticamente hablando. Pero, se verán mejores números porque se compara con trimestres muy malos del año pasado. En la micro, no todos van a sentir esta recuperación, algunos sectores sí y otros no porque quedaron muy dañados, hay una estructura de costos muy amplia. Mejoraron las ventas en general pero, a pesar de eso, es probable que no se logre ganar plata por la presión que había en la micro. Es muy selectivo. Hay sectores que aguantaron y empezaron a mejorar pero otros quedaron en el camino y otros todavía dicen -es especial, la clase media del rubro textil y comercio- que todavía no ven la luz al final del túnel. Más allá de esto, los números macro vendrán mejor.

¿Es verdad lo que dice el Gobierno de que la tormenta ya pasó? ¿Realmente se tocó fondo? ¿No habrá otro cimbronazo como el que tuvimos?

Argentina en 2018 era un tren que venía a 120 km/hora, el primer trimestre del año pasado había sido muy bueno. Pero, cuando se choca a esa velocidad, se la pasa muy mal y muchos salen dañados. Ahora el país es un tren que va a 10 ó 20 km/hora por lo que puede haber alguna turbulencia internacional pero ya no habrá daño. En ese aspecto, comparto con el Gobierno que lo peor ya pasó.

Hay superávit comercial, una buena balanza de pagos y se bajó mucho el déficit fiscal por lo que hoy las presiones no son tan altas. Hubo también una muy buena cosecha, contra la sequía terrible el año pasado. Es decir, hay muchos aspectos por los cuales uno -después de lo que vivimos- pasa a ser relativamente positivo. El tema es que me da vergüenza decirlo porque también conozco mucha gente que todavía no levantó cabeza en este escenario.

Al tener el dólar relativamente quieto las últimas semanas, ¿se llegará con un poco de paz a las elecciones? Si bien seguramente haya ballotage...

No lo sé, para mí será una sorpresa. No sé qué pasará con las PASO. Pero, cualquiera sea el resultado, hasta octubre se discutirán varias cosas. La semana pasada, cuando devaluaron el real, el peso mexicano, el euro y que hubo algunas bajas de bonos y de bolsas mundiales, la Argentina la sacó barata.

¿La sacó barata porque el país estaba mejor parado, porque aplicó buenas políticas o por azar?

Los fondos de afuera operan por los títulos de los diarios. Independientemente de que uno tenga que vivir acá, los títulos de los diarios o de los reportes financieros son buenos para la Argentina. Hubo 11 meses consecutivos de superávit comercial, en los últimos tiempos el Banco Central compró más dólares de los que vendió, el déficit fiscal primario es casi de cero -que ningún otro país de la región lo tiene- si bien en el secundario todavía tenemos un déficit fiscal alto por las tasas de interés que pagamos comparados con la región.

Los portfolios managers del mundo se guían por los números macro y la Argentina tiene fundamentals interesantes. Por ejemplo, en real estate, ¿cuántos m2 se pueden comprar con 1 millón de dólares alrededor del mundo? En Berlín, 80 m2; en San Pablo, 100 m2; y, en este contexto, la Argentina quedó barata.

Obviamente hay fuertes riesgos políticos. De acá a octubre esto es binario. Es decir, al oficialismo le conviene que esté todo estable y a la oposición, que haya mucho lío y que el dólar se mueva.

PROYECCIONES

¿Cuánto daño puede causar la oposición con ciertas declaraciones para lograr que la economía esté inestable?

Mucho. En ambos casos tienen poder de daño más que de construcción. No es que enamoraron a la gente, uno vota para que no gane el otro y el otro igual. Entonces, en este contexto, ya no me preocupa solo quién gana.

Yo tengo una ideología formada y soy pro mercado por lo que para mí no es lo mismo uno que otro. En este mundo (real estate), cabe preguntarse: ¿invierto a cinco o diez años? Una persona que se anima a construir y a tomar gente no puede dejar la obra a la mitad entonces necesita reglas estables por bastante tiempo. Si se empiezan a coartar libertades, a decir que se pondrá un cepo o control de los capitales y que otra vez podríamos perder la condición de país emergente, los mercados se paralizan. Esto es un poco lo que estamos viendo ahora. Hasta octubre, el miedo lo vamos a tener y viviremos con sobresaltos.

¿Es real que si gana el Gobierno habrá una renegociación más manejable de la deuda con el FMI mientras que con la oposición sería todo lo contrario?

No lo sabemos. Quizá al principio los mercados hagan un sobreajuste con la oposición y eso mejore abruptamente la macro pero es por sobreajuste. Entiendo que, con la oposición, primero tendremos "dunga dunga" (sic). Después, puede ser que se alineen los planetas o que lo arreglen. No lo sabemos.

Yo lo que veo es que se avanzó bastante en obra pública y en infraestructura con lo cual queda un país con mejor infraestructura que la que teníamos en 2015. El rubro energético también es un rubro económico y llegamos al autoabastecimiento, cuando la Argentina en 2015 llegó a importar 6.500 millones de dólares de energía y entonces cuando subía el dólar, subía la nafta o la luz y el gas porque importábamos energía con barcos. Ahora nos autoabastecemos. Con lo cual hay un avance de fondo bastante importante. Casi todas las provincias tienen superávit fiscal.

¿Hay perspectivas de reactivación para nuestro sector si gana el Gobierno?

Creo que sí. Si baja la inflación, es un dato certero. El crédito UVA para mí fue buenísimo como crédito y, finalmente, el que lo tomó, ganó patrimonialmente. Entiendo que estén tristes porque pensaban pagar una cuota y se les fue al doble cuando el salario no y les cuesta pagarla pero, patrimonialmente, tienen más valor de lo que tenían antes.

No se generó una crisis sistémica. En 2001 salían a reventar las propiedades a cualquier precio y había una competencia enorme. En este caso fue el 1% de las hipotecas. Y si alguien tiene que vender no lo hará perdiendo plata, no se va a generar una caída de precios.

En ese aspecto me parece que hay todo por desarrollar, gane quien gane. Fomentar la construcción es lo único que puede dar trabajo a gente sin tanta educación. Hoy un tercio de la economía argentina está en el sector tecnológico, que funciona muy bien, pujan por los recursos y ganan fortunas, con lo cual hay un montón de compañías que no consiguen gente y pagan muy bien.

Pero, hay otro 30% que quedó afuera del sistema y -por más que el país crezca- la construcción da trabajo a personas a las que no se le tiene que exigir título universitario. Pase lo que pase creo que vendrá un ciclo que, supongo, será favorable para este sector, uno de los pocos lugares donde todavía se mantiene mucho personal.

 

* Fuente: Resumen de la entrevista realizada en el programa Real Estate de FM Milenium.



Te puede interesar