Comunidad Real Estate - BW Group cumple 30 años

Inversiones 19 mayo 2021

BW Baylac Waserman

BW Group cumple 30 años

Líder en uno de los sectores que más moviliza la economía del país las crisis, la coyuntura, la innovación en medio de la pandemia y las oportunidades

En la Argentina, consolidar una trayectoria dentro de los mercados de la construcción e inmobiliario es todo un desafío. Atravesar crisis y seguir confiando en el ladrillo también es un logro. Actualmente, en un contexto de pandemia, la desarrolladora BW Group, una compañía que vio sus primeras luces en 1990, celebra sus 30 años de vida.

Su camino marca que la compañía levantó más de 60 inmuebles entre Belgrano, Palermo, Núñez, Colegiales, teniendo como ejes el área norte porteña y del Gran Buenos Aires, con Vicente López incluido. Desde BW Group cooperó en la innovación, el diseño de viviendas sin descuidar los conceptos urbanísticos de avanzada.

Hoy levantan QIUB, la última torre de usos mixtos, oficinas, viviendas y locales comerciales, que fue autorizada por el Gobierno de la Ciudad para Palermo Hollywood, antes del cambio de código. La torre se desarrolla en un solar de 2.390 m2 que cuenta entre una de sus características más particulares, la de tener frente sobre tres calles de una manzana atípica. Estas tres calles, a su vez, tienen características bien diferenciadas. Mientras la calle Humboldt y la calle Honduras se encuentran íntimamente ligadas a la actividad del tejido barrial de zócalo comercial gastronómico y su actividad de polo Audiovisual, La Avenida Juan B. Justo con su línea de Metrobus, se ha transformado en vía de vinculación y conectividad rápida entre puntos.

Las residencias con sus comodidades, locales con equipamiento comercial y sus 26 pisos de oficinas directamente ligadas a la conectividad de la Avenida Juan B. Justo. De esa manera el proyecto plantea la cesión de un Espacio Público de escala Urbana en la intersección de Juan B. Justo y Honduras y la creación de una calle interior que vincule ése nuevo Espacio Público con la calle Humboldt. En esta calle interior, se encuentran tanto los locales comerciales que servirán como equipamiento barrial, como los accesos a las residencia, oficinas, estacionamientos y parking.

En su propuesta volumétrica, el proyecto plantea el menor impacto, proponiendo el completamiento del tejido sobre las calles de escala barrial, incorporar una fachada que acompañe dicha línea agregando un factor de jardín vertical que acompañe el proceso urbano del nuevo corredor verde y el desarrollo en altura sobre la avenida Juan B. Justo donde sus rasantes así lo ameritan dando un Hito de referencia a la zona.

La propuesta edilicia cuenta con cinco subsuelos de estacionamiento, con sectores de autos ecológicos y espacios para bicicletas, además de las áreas técnicas y reciclado correspondientes. En la planta baja, comercial y gastronómica, conviven el acceso a las diferentes actividades públicas, tanto las oficinas y residencias de índole privada. A partir del segundo piso y hasta el número veintisiete se desarrolla las plantas de oficinas, contando alguna de ellas con terrazas privadas, generadas por la rotación y retiros de la volumetría general del Edificio.

QIUB busca ser un edificio de intenciones nobles, de integración, encuentro, usos diversos, acompañados de Materiales y recursos ecológicos que le den al barrio un hito de hallazgos.

El arquitecto Ariel Wasserman que junto con el arquitecto Roberto Baylac lideran el BW Group, señaló, que, “nuestra visión es pensar en algo diferente a lo ya conocido, factor que nos ayudó a ganar posición a lo largo del tiempo”.

En sus 30 años llevan construidos alrededor de 450.000 metros cuadrados en más de 60 edificios que se reparten entre los residenciales y los de oficinas. La confianza en contribuir con la modernización de los barrios del área norte porteña los llevó para asociarse con otra tendencia que es la descentralización, fue así que emprendieron su camino hacia la zona norte del conurbano, y eligieron a Vicente López para generar propuestas. Incluso, decidieron construir su propio inmueble y concentrar sus oficinas en un espacio confortable y cómodo sobre la Avenida del Libertador.

"En su momento, vimos la idea de apoyar y sumarnos al cambio de Las Cañitas, de hecho, construimos un edificio de 9 pisos sobre la calle Arguibel, con vista a la cancha de polo de Palermo y pileta, cuando transcurría 1993, algo no común para entonces. Hubo una gran respuesta del público que ya empezaba a exigir nuevas herramientas y áreas comunes para su lugar de residencia ", contó Baylac.

En el presente el propio gobierno porteño los premió por su protocolo de cómo trabajar en la obra de QIUB, “donde hicimos un esquema que funcionará en plena pandemia y que la gente trabaje de forma segura y cuidada, por eso sostenemos que haciendo bien las cosas y extremando condiciones, las obras pueden seguir activas ”, concluyó Wasserman.

 



Te puede interesar